Un reparto de costos del que nadie queda afuera

Un reparto de costos del que nadie queda afuera


La inédita crisis que produjeron 50 días de actividad casi nula genera costos en cada uno de los actores de una cadena que tensiona todos sus eslabones. Que no se termine de cortar esa estructura depende siempre del Estado. Ayer fue el turno de Epec.

Hace semanas que diferentes cámaras denunciaban por insostenible durante el plazo de inactividad establecido por la cuarentena un esquema de facturación pensado para la actividad plena. Antes de que se quedaran sin luz cerca de 2.500 grandes consumidores industriales, comerciales y de servicios –que no pueden pagar esas facturas en las que el componente fijo pesa tanto como el consumo–, Epec anunció que durante abril, mayo y junio sólo se facturará la potencia demandada y no la contratada.

La diferencia genera un bache de casi 400 millones de pesos en los ingresos de Epec, que terminarán siendo aportados por el Gobierno provincial. También se prevén facilidades en 12 cuotas y con interés reducido para usuarios residenciales.

Otra baja de 400 millones se registró por la inactividad que sigue vigente en buena parte de los juegos de azar: son los recursos que el Ministerio de Desarrollo Social dejó de recibir de Lotería en lo que va de la cuarentena, y justo en el momento en que la asistencia social se volvió más imperiosa.

Mucho más es lo que debería aportar la Provincia para destrabar el paro del transporte interurbano, que ya lleva un mes, o bien para evitar el colapso del transporte urbano, que hoy transita su sexto día de paro. En este frente, la administración provincial seguirá esperando la respuesta nacional, y todo indica que los pasajeros seguirán a pie.

Las compensaciones nacionales a las provincias vienen a un ritmo mucho más lento que las demandas de asistencia.

Pese a que las cifras globales son impactantes –30 mil millones de pesos extras por repartir entre todas las jurisdicciones en mayo–, lo que finalmente llega a cada provincia y a cada municipio se vuelve casi imperceptible: en Córdoba, eso equivale al 15 por ciento de sueldos y de jubilaciones.

Todo lo demás depende de unos ingresos que no llegarán.

SÍNTESIS POLÍTICA

Información exclusiva y el mejor análisis, los lunes en tu correo.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 13/05/2020 en nuestra edición impresa.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *