Continúa el acampe frente al Municipio y no se irán sin una respuesta concreta

Continúa el acampe frente al Municipio y no se irán sin una respuesta concreta


Las 28 familias que ocuparon un terreno ubicado en las calles Posadas y Fortín Vigilancia de Lincoln continúan acampando frente al Palacio municipal, a la espera de una solución ante la problemática habitacional.

Según han indicado los vecinos que están en el lugar, desde el Ejecutivo les habrían manifestado que el intendente Salvador Serenal hablaría con ellos, si levantan el acampe, algo que no están dispuestos a hacer sin antes tener una solución.

Aseguran que permanecerán en el Patio de los Derechos Humanos hasta conseguir su objetivo, un terreno donde construir sus viviendas y poder pagarlo en cuotas.

Afirman que su intención es llegar a un acuerdo, pero no se irán hasta tener la contestación que esperan. Además le agradecieron a la gente que se ha acercado a brindarles ayuda con alimentos.

Cabe recordar que, el domingo por la tarde, este grupo de personas había ocupado un lote en el barrio Sagrado Corazón, el cual, de acuerdo con lo que han asegurado, “estaba abandonado desde hace veinte años”.

El lunes, una de las mujeres que se encuentran en el sitio le había indicado a La Posta: “A nosotros nos dijeron que el dueño había fallecido hace años y que los hijos no se querían hacer cargo porque se le debe mucho a la Municipalidad. En un momento apareció una persona en una camioneta para decir que la había mandado el dueño a decirnos que nos fuéramos. Después apareció una supuesta dueña”.

Ante esa situación se había hecho presente un importante número de efectivos policiales, por lo cual los vecinos habían decidido irse, ya que entre ellos había varios niños pequeños y temían que se generara una situación violenta.

Respecto del accionar de la policía, habían apuntado: “La orden de desalojo nunca existió. Nos fuimos porque nos dijeron que, si no nos íbamos por las buenas, iban a empezar a disparar, y había muchos niños”.

En tanto, el lunes por la mañana habían determinado iniciar el acampe frente al Palacio municipal y esperaban ser atendidos por personal de la secretaría de Acción Social o por algún funcionario del Ejecutivo. Sin embargo, aún no han obtenido respuestas.

En ese contexto, la policía había estado tomando los datos de todas las personas presentes y habían quedado efectivos custodiando la situación desde la plaza Rivadavia.

Las familias siguen esperando una solución y aseguran que no piensan irse sin una respuesta concreta.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *