Alarma en Rusia: el vocero de Putin está internado por Covid-19

Alarma en Rusia: el vocero de Putin está internado por Covid-19



El vocero del presidente ruso, Dmitri Peskov, informó que dio positivo al test de coronavirus y que está recibiendo tratamiento en un hospital, mientras que Rusia se convirtió en el segundo país con más infectados por el Covid-19.

“Sí, estoy enfermo. Estoy recibiendo tratamiento”, dijo Peskov, de 52 años.

El portavoz agregó que la última vez que se encontró en persona con el presidente, Vladimir Putin, fue hace un mes.

Peskov, vocero de Putin desde 2008, se suma a otros funcionarios rusos con coronavirus.

El primer ministro, Mikhail Mishustin, había informado a comienzos de abril que estaba infectado y renunció temporalmente al cargo para recuperarse.

Asimismo, la ministra de Cultura, Olga Lyubimova, el ministro de Construcción, Vladimir Yakushev, y uno de sus asesores fueron diagnosticados anteriormente con el virus.

Putin abandonó ayer el teletrabajo después de varias semanas encabezando reuniones de manera telemática.

El mandatario, que el sábado salió del Kremlin para celebrar el 75º aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi, se reunió con Igor Sechin, presidente de la principal petrolera del país, Rosneft, con el que abordó la situación en el mercado petrolero.

Putin y Sechin estaban sentados, uno a cada lado de la mesa, sin mascarillas ni guantes protectores.

El jefe del Kremlin comenzó a trabajar a distancia el 1 de abril después de que un médico con el que se reunió en un hospital en Moscú contrajera el coronavirus.

Con 232.243 casos confirmados, Rusia es el segundo país en cantidad de contagios después de Estados Unidos, que tiene más de 1,3 millones, y por delante de España, que tiene más de 228.000 y el Reino Unido, que suma 224.000 casos.

En tanto, Rusia registra 2.116 muertes por coronavirus.

En el mundo, se registran, según la OMS, 4.098.018 personas contagiadas (ayer se sumaron 87.913) y 283.271 víctimas fatales.

EE.UU. y la salud de Putin

El Gobierno de Estados Unidos cree que Putin está bien de salud y dijo “no tener razones” para pensar lo contrario.

Así lo expresó en declaraciones a la prensa en la Casa Blanca Robert O’Brien, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump.

“El presidente (Trump) conversó con el mandatario Putin recientemente, la semana pasada, y parecía estar animado y con buena salud y no tenemos razones para sospechar que es de otra manera”, afirmó O’Brien, quien, sin embargo, recordó que otros líderes, como el primer ministro británico, Boris Johnson, se enfermaron por el nuevo coronavirus.

O’Brien calificó de “dura” la enfermedad del Covid-19 e insistió en que la única información de la que dispone la Casa Blanca es que Putin “está bien”.

Desescalada

Rusia comenzó ayer a aliviar en varias regiones las restricciones impuestas para luchar contra el coronavirus en sus territorios, pese al aumento diario por encima de 10.000 casos que registra aún el país.

“Hoy es el día en el que una serie de regiones puede pasar a un diferente nivel de relajación de las restricciones (…)”, señaló en rueda de prensa la jefa sanitaria rusa, Anna Popova.

La vicepresidenta primera Tatiana Gólikova dijo que en total 11 regiones estaban listas para la primera e incluso segunda fase del plan de desescalada.

En la primera fase se permitirán paseos con los niños, el ejercicio al aire libre y la apertura de algunos comercios y servicios, en tanto que en la segunda se podrán hacer paseos en familia, se abrirán comercios con una superficie mayor y se reanudarán las clases en centros educativos.

Otras 22 regiones podrán sumarse al alivio de las restricciones si cumplen próximamente todos los requisitos exigidos por Popova: el coeficiente de propagación debe ser inferior a 1, al menos un 50% de camas hospitalarias debe estar vacío y se deben hacer al menos 70 test por cada 100.000 habitantes al día.

Ello quiere decir que 52 regiones aún no están preparadas para aplicar una flexibilización al confinamiento, después de que Putin pusiera fin a seis semanas de vacaciones obligatorias.

Fuego y muerte ¿A causa de respiradores?

Funcionarios de salud rusos anunciaron una investigación sobre la seguridad de los respiradores artificiales, luego de que aparentemente esos aparatos causaron incendios en dos hospitales en el área de cuidados intensivos para pacientes con coronavirus, dejando seis personas muertas en los últimos cuatro días.

Las muertes ocurrieron mientras Rusia enfrenta una batalla difícil contra el Covid-19, que puso a prueba la infraestructura de atención médica nacional, notoriamente obsoleta.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado el 13/05/2020 en nuestra edición impresa.





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *